Social sharing:

Como en la mayoría de los deportes, pero particularmente en el Ski, el equipo es una parte clave, y que influye directamente en nuestro desempeño como esquiadores. Cada vez hay más variedad de opciones para elegir, a la hora de comprar nuestras botas y esquís y esto puede marearnos o complicar nuestra decisión. Como toda herramienta, los diferentes tipos de esquís y botas son pensados (o se desempeñan mejor) para ciertos tipos de nieve o de disciplinas. La elección básicamente depende de qué tipo de nieve vamos a esquiar o qué tipo de disciplina vamos a realizar predominantemente.

Cada tipo de equipo es diseñado (y se comporta mejor) para ciertos tipos de nieve o estilos de esquiada, pero no quita que uno pueda esquiar toda la montaña con cualquier equipo. Cada equipo posee ventajas y desventajas, dependiendo del uso que le queramos dar… la clave es elegir el equipo que esté diseñado para la disciplina que más nos gusta hacer y que, en último término, es la que más veces vamos a practicar.

Este artículo es una guia básica de los aspectos más importantes a la hora de decidir que esquís o botas comprar. Hay muchas más características a considerar, pero no son tan relevantes y exceden el propósito de esta nota.

Esquís

 Los esquís se clasifican básicamente según el tipo de nieve en la cual se desempeñan mejor. Lo más importante a tener en cuenta es el ancho mínimo que tienen en su parte media , llamada “cintura” o “patín”. Los esquís tienen forma de reloj de arena (sidecut) y muestran tres “cotas” o “medidas” impresas en su cosmética. La medida del medio, es la que nos interesa. Cuanto menor esa medida, más «de pista» es ese esquí. Cuanto mayor, más flotabilidad y por ende más apto para nieve honda o en polvo será.

a) Esquíes con patín angosto (< 75mm): se trata de esquíes «de pista puros», son más rápidos en el cambio de cantos (sensación muy agradable por cierto) y tienen muy buen agarre. Se desempeñan mejor en nieve pisada, y no tan bien nieve honda, ya que se hunden demasiado, lo que dificulta realizar los giros en dicho tipo de nieve no preparada. A su vez son más rígidos y pesados, para mayor estabilidad a altas velocidades y curvas potentes.

b) Esquíes con patín ancho (> 90mm): son más lentos en el cambio de cantos, pero permiten flotar con facilidad en nieve honda. El ideal para nuestras condiciones de nieve fuera de pista en los Andes, es un patín de alrededor de 100mm. Los esquís con más de 110 mm de patín son esquís para nieve polvo profunda, muy útiles para lugares como Utah en EE.UU. o Japón, donde se necesita la máxima flotabilidad debido a la gran cantidad de nieve en polvo que tienen regularmente.

c) Esquíes con patín intermedio (75 a 90mm): los famosos all-mountain son esquís que, en mi forma de ver, se comportan de forma subóptima en cualquier condición de nieve. No son los esquis ideales para ningún tipo de nieve: ni para la pista, ni para el fuera de pista, el famoso «ni chicha, ni limonada».  De todas maneras pueden ser una buena opción para iniciarse en el esquí, aunque no permiten disfrutar de las ventajas diferenciales de usar la herramienta adecuada para el tipo de nieve/terreno.

¿Con esto quiero decir que debemos poseer muchos pares de esquíes? Para nada… Creo conveniente tener sólo dos pares. Recomiedo tener, primero, un buen equipo para pista, bien reactivo y con un radio corto (10-13 mts), ya que es en las pistas donde más tiempo vamos a pasar. Y luego, un segundo par exclusivo para nieve honda/fuera de pista, en donde la mayor flotabilidad es clave y marca mucho la diferencia.

 ¿Qué largo de esquí elegir? En la mayoría de los esquiadores, para los esquíes “de pista”, lo ideal es que estén dentro de un rango de altura que va desde nuestro mentón a nuestras cejas. En los de fuera de pista, desde nuestras cejas hasta nuestra altura. Al ser estos más largos, hay mayor distribución de nuestro peso en la superficie del esquí y, por ende, mayor flotabilidad.

Como norma general, cuanto más corto es un esquí, más fácil de mover o pivotear, y más ágil será, pero más inestable a altas velocidades. Por el contrario, cuanto más largo es un esquí, más difícil de mover o rotar, pero más estable a alta velocidad, y mejor desempeño en nieve honda.

 

 

partes del esqui

Botas

La bota, aunque menos “marketinera”, es (y por lejos) la parte más importante de nuestro equipo. Nada más cierto que la frase que reza: “un buen esquiador esquía bien con cualquier esquí, pero no con cualquier bota”.

De qué bota usemos, y sobre todo de qué tamaño sea, es de lo que depende mayormente el “control” que vamos a sentir cuando esquiemos.
La bota debe ser una conexión directa entre la pierna/pie y el esquí. No debe haber “juego” o «espacio muerto», porque perdemos control y es más difícil transmitir los movimientos de nuestros miembros inferiores a los esquíes. Es muy dificil esquiar con una bota demasiado grande para nosotros, muy dificil!

Debemos buscar un calce ajustado, apretado, pero los dedos no deben quedar “arrugados”. La idea general es comprar la bota más pequeña que podamos colocarnos y tolerar. (Generalmente es la bota de un número menos de lo que mide nuestro pie, en cms). Y la más angosta… (si le duele en los laterales, ¡Perfecto! Un buen Bootfitter la termo-expande en esos sectores y luego la bota nos calza como un “guante”… ¡Excelente!) Cuanto más angosta sea, más control y respuesta tendremos también.

Es clave usar siempre medias de ski lo más finas posible, para poder usar la bota más pequeña que podamos.
Las botas de esquí son rígidas, particularmente en sentido lateral, para transmitir los movimientos del pie/pierna, directamente al esquí (ej.  Movimientos de canteo).
El error más común es comprar una bota demasiado grande… los esquiadores buscan solo gran comodidad, y no saben que están sacrificando casi todo el control…
Después de comprada una bota, la misma solo puede (y va a) agrandarse con el uso.
Los escarpines se comprimen con el tiempo, y deben cambiarse cada 2 años como mínimo.

Talle/tamaño interno (Size): se mide con un sistema internacional llamado Mondopoint, que es la longitud del pie en centímetros. Los talles de botas varían de a 0.5 cms. (ej: 24.0 – 24.5 – 25.0) Los talles de las carcasas varían de a 1 cm. Por ej. carcasa 24.5 – 25.5 – 26.5 etc. Lo que varía entre dos talles contiguos, por ej., entre un talle 25.0 y uno 25.5, es que en la bota 25.0 el escarpín es apenas más grueso, y por ende calza un pie mas pequeño. Pero la carcasa es la misma para ambos talles. El talle generalmente figura en la suela de la bota (abajo).

La mejor forma de determinar el talle correcto, es haciendo el “test de volumen” (Shell fit en inglés): quitar el escarpín, y usando sólo la carcasa, colocar el pie haciendo que los dedos esten estirados y toquen suavemente («apenas») la punta de la bota. Debería haber un espacio interno no mayor a un dedo (12-15mm) entre el talón y la parte de atrás de la carcasa. Ese es el “calce perfecto”.

 

ski boot's shell fitting test

Flex: el FLEX es una medida que demuestra la dureza de una bota para ser flexionada hacia adelante. Esto es, la flexión de la caña sobre el pie de la bota.  El rango va desde 50 (bota muy blanda) hasta 170 (bota extremadamente rígida). Cuanto más alto el número de flex, más reactiva es la bota. Hay mayor y más rápida transmisión de los movimientos de la pierna, al esquí.  A su vez, se genera más palanca sobre la espátula del esquí. Por ende, hay mucho más control y rapidez de respuesta. Como contrapartida, se transmiten más todas las irregularidades del terreno a las piernas del esquiador. Las botas de carrera tienen un flex de 130+ (en adelante). Debo decir que, no existe nada comparable al grado de control que otorgan las botas Worldcup, y son la herramineta necesaria para buscar el alto nivel de ski…

 

«Una bota hace 10 veces más la diferencia que un esquí. Puedes ser 1 segundo más rápido con una bota distinta, y un esquí tal vez te dé una décima o dos décimas. Debes tener la configuración de tus botas resuelta antes de intentar encontrar qué configuración del esquí será el mejor para ti..» Paul Epstein Head Coach del Global Racing Ski Team

Para terminar, recomiendo enfáticamente visitar un Bootfitter antes y después de comprar una bota. Raramente las botas calzan o están alineadas correctamente para nuestro pie/pierna, directamente como vienen de fábrica. La gran mayoría de las veces necesitamos que sea modificada/adaptada por uno de estos profesionales, a nuestra anatomía o morfología.

Las primeras bajadas con la bota correcta y bien adaptada a nosotros, le producirán una de las sensaciones más placenteras que experimentará durante su vida como esquiador… No se lo pierda!

 

                                                                                                                           ¡Nos vemos en las pistas!

Si te ha gustado lo que has leido, y has encontrado información útil para mejorar tu esquiada, por favor ayúdanos a mantener este sitio en línea y a seguir creando nuevo contenido de esquí de alto nivel. Una pequeña donación significa mucho para nosotros… Muchísimas gracias!

  • Bitcoin
  • Ethereum
  • Tether
Scan to Donate Bitcoin to 1JK5eYL7196XrsvitNF4uEA7ATHecfYVe1

Donate Bitcoin to this address, please.

Scan the QR code or copy the address below into your wallet to send some Bitcoin

Tag/Note:- Bitcoin (BTC)
Scan to Donate Ethereum to 0x8fc575643b2cefd5752cbfc813d4959247e7b634

Donate Ethereum to this address, please.

Scan the QR code or copy the address below into your wallet to send some Ethereum

Tag/Note:- Ethereum (ETH)
Scan to Donate Tether to TVhnF8zPcRRwpEaofCLxmxjx8z6B4unXsK

Donate Tether to this address, please.

Scan the QR code or copy the address below into your wallet to send some Tether

Tag/Note:- Tether (USDT)


Social sharing: