fbpx

En el ski de alto nivel, nos enfocamos o prestamos más atención en el trabajo de la pierna interna, que en la externa.
La pierna externa es la dominante en cuanto a balance/carga, pero no en cuanto a movimiento. En el esquí, la pierna interna realiza un trabajo mucho más activo.
 
Mientras esquiamos por la montaña, debemos concentrarnos en flexionar e inclinar hacia adentro la pierna interna. De esta forma es como, indirectamente (y casi automáticamente), logramos canteo de los esquís y carga en el esquí de afuera. Entonces, en el esquí alpino, la pierna interna es mucho más importante.

Hablando en términos de balance, es bien sabido que la forma más eficiente de doblar es balanceándose principalmente en el esquí externo. Y para ir «de esquí de afuera a esquí de afuera» en las curvas, tenemos que trabajar principalmente con las piernas internas.

El trabajo de la pierna externa es pasivo, primitivo, sencillo, «tonto». El trabajo sofisticado, inteligente y activo lo realiza la pierna interna.

Yo personalmente creo que el ski de alto nivel se basa fundamentalmente en el trabajo activo de la pierna interna. El foco está en la mitad interna del cuerpo, que genera la mayoría de los movimientos. De esta manera, se obtiene un balance perfecto en el esquí de afuera, que sigue siendo el pie dominante en cuanto a balance/carga.

Durante la curva, la pierna interna hace principalmente dos cosas:

1) Flexión/acortamiento: esto ocurre principalmente a nivel de la articulación de la rodilla.
2) Inclinación hacia adentro (canteo)

El objetivo: quitar peso/carga del esquí interno y generar ángulo de canteo en ambos esquíes.

A la vez que la flexionamos, la pierna interna debe inclinarse hacia adentro de la curva para generar ángulo de canteo. El canteo o inclinación del esquí interno genera que el externo lo «siga»y se incline también (pero no al revés). Entonces, el canteo del esquí interno produce el canteo del esquí externo.
Si tratamos de cantear o inclinar los esquís desde el esquí externo primero, se produce el típico A-frame o «rodilla interna mimosa o enamorada» (las piernas no están paralelas y hay distinto ángulo de canteo en cada esquí) porque la pierna interna no sigue a la externa.

Hoy en día todos concuerdan que el balance debe ir principalmente en el esquí de afuera, y que el de adentro debe ir «liviano». Podemos exagerarlo y hasta levantar el esquí interno de la nieve, ejercicio especialmente indicado para entrenamiento. Hay muchos ejercicios que se enfocan específicamente en esa habilidad. El que sigue a continuación, es mi ejercicio favorito de todos, por lejos…

En la siguiente imagen de Mikaela Shiffrin, es fácil notar que el balance está predominantemente en el esquí de afuera. Mire la curvatura/deformación del mismo. Por el contrario, el esquí interno esta sin carga y apenas tocando la nieve (está casi en el aire, realmente!). Lo que en el mundo de los instructore se conoce como «pierna larga – pierna corta»… Para cinseguir esto, debemos flexionar intensamente la pierna interna.

Mikaela Shiffrin - Flachau SL Austria 2017

                                                                                           ¡Nos vemos en las pistas!