El mejor ejercicio de esquí que existe - Federico Wenzel Ski Instructor

Haciendo ejercicios fundamentales en la nieve es la mejor forma de empezar la temporada de esquí. De hecho, en el Hemisferio Norte Diciembre es el «mes de los ejercicios» para los corredores.
Los ejercicios en el esquí son una forma de exagerar o intensificar moviemientos correctos que ocurren durante la esquiada normal.

Son utilizados principalmente con dos objetivos:

a) adquirir nuevos movimientos, habilidades o sensaciones
b) perfeccionar movimientos o habilidades ya aprendidos

El objetivo principal del ejercicio es exagerar o intensificar un movimiento o técnica particular, para descubrirla primero, automatizarla y/o refinarla después. Durante la esquiada normal, estos movimientos estan presentes pero en una amplitud menor que la utilizada para el ejercicio.

Debemos siempre desarrollar nuevas habilidades en terreno conocido. Los instructores debemos evitar en todo momento introducir nuevas habilidades o gestos en terreno desconocido por los alumnos. Pero es totalmente correcto llevar habilidades ya aprendidas a pistas nuevas.

Progresión básica de los ejercicios:

Cuando estamos aprendiendo un nuevo ejercicio, es muy importante empezar en pistas fáciles y amigables. Debemos perfeccionar el ejercicio en esas pistas, y luego sí movernos a pistas más desafiantes. Cuando dominamos eso, luego sí podemos buscar formas de hacer el mismo ejercicio pero con detalles más complejos (por ejemplo con las botas desabrochadas, sin bastones, etc.) En resumen:

1) Aprender nuevos ejercicios en pistas fáciles hasta dominarlo.
2) Moverse a pistas de mayor pendiente y practicarlo ahí hasta que nos salga bien.
3) Hacer el mismo ejercicio pero agregandole cosas que lo hagan más difícil. Buscar formas que hagan que el ejercicio sea más complejo de hacer.

Dicho esto, es importante mencionar que algunos ejercicios son aun más difíciles de hacer cuando vamos esquiando despacio o en terreno plano (justamente ese es el caso del ejercicio que trataremos en este posteo).

Para mí, el ejercicio #1 de todos, el mejor lejos, consiste en «levantar la cola del esquí interno durante toda la vuelta» Cuando lo descubrí por primera vez, cuando estaba cursando mi Nivel 1 de Instructor Argentino, este ejercicio cambió mi esquiada para siempre.

Este ejercicio consiste en sacarle carga y levantar el esquí interno desde la cola, al incio de la curva y durante toda la misma. Así, debemos realizar vueltas cortas con el tronco siempre mirando hacia el valle (la pendiente).

Es un ejercicio muy completo ya que apunta a los tres fundamentos principales del esquí al mismo tiempo:
-Correcto balance antero-posterior
-Completo balance sobre el esquí de afuera
-Contrarrotación del tronco (con respecto a las piernas)

Es muy importante levantar el esquí interno desde la cola, y mantener la punta del mismo en contacto con la nieve en todo momento, así nos aseguramos de que estamos esquiando centrados sobre los esquíes, y no estamos retrasados. Si se nos levanta la punta del esquí y la cola va rozando la nieve, significa que estamos esquiando retrasados.

Debemos levantar la cola del nuevo esquí interno justo antes de empezar el giro.
Una vez que lo dominamos bien, podemos hacerlo más complejo al tratar de realizarlo a velocidad mínima de desplazamiento. Ir despacio hace que mantener el balance sobre el esquí de afuera sea mucho más difícil.

Este ejercicio es CLAVE y OBLIGATORIO para aprender a hacer vueltas cortas (corto paralelo), correctamente. Es un ejercicio clave para practicar hacer vueltas redondeadas en forma de «C» , en las cuales hay carga de la espátula del esquí de afuera al inicio de la curva.

Stork Turn ski drill - Burke Academy

Aquí un fotomontaje de este ejercicio hecho por la New Zealan Snowsports Instructors Alliance.

Stork Turn drill NZSIA

Acá hay un video que cubre muy bien este tan famoso ejercicio…

¡Nos vemos en las pistas!